Historia del protestantismo en Asturias


150 años de la Segunda Reforma en EspañaPara comprar este libro en Papel o E-books

dirgirse a E-Mail: manueldeleonv@gmail.com

Precio papel 2ª Edición 15€, 600 págs.

E-books: 6€

Presentación de esta obra.

El subtítulo de “150 años de la Segunda Reforma protestante en España” refleja el deseo de enmarcar una historia local, como la asturiana, en la universalidad de la Segunda Reforma. Hablar de universalidad de la Segunda Reforma, como lo acabamos de hacer, supone un grado de atrevimiento que se hace necesario aclarar ante tantas matizaciones sobre el modo de entender la Reforma del siglo XIX. El profesor Juan B. Vilar ya se había dado cuenta que hablar en España de Segunda Reforma protestante a secas, no tenía significado al no haber tenido una verdadera continuidad la Reforma del siglo XVI. Vilar aclara que donde adquiere carácter definitivo el término “Segunda Reforma”, es por haber sido acuñado por autores protestantes como Rule, Knapp y Peddie, siendo un término usado constantemente en la traducción de la obra de esta última autora, Maria Denoon Peddie, titulada The Dawn of the Second Reformation in Spain, que se fue publicando en la revista “España evangélica” y que tradujo Fernando Cabrera. Cita Vilar otro libro en el que el significado de Segunda Reforma se va fijando, cuyo título es Religion in the Republic of Spain, escrito por Carlos Araujo García y Kenneth George Grubb (Sir.)Editor World dominion press, 1933. En esta obra se hace incidir el nacimiento de esta Segunda Reforma con la revolución del 68, en cuyos programas estaba la libertad religiosa y por tanto la aceptación de la Segunda Reforma aunque no hubiese sido un acontecimiento que hiciese crujir los cimientos de la historia española como lo hizo la primera Reforma. Sin embargo el problema no suele ser solamente semántico, sino que algunos autores de talla histórica e historiográfica se han cuestionado la existencia de una Segunda Reforma en España. Más extraño y chocante que este hecho, se refiere a que algunos autores protestantes españoles se han despachado diciendo que como no ha habido Primera Reforma, tampoco puede hablarse de Segunda Reforma. Se ha dicho tajantemente: no tenemos nada que heredar, como si el movimiento evangélico o protestante no tuviese sus raíces en la Reforma. De lo que estoy seguro es que en la España del siglo XVI hubo más protestantes proporcionalmente que hay hoy en la actualidad y todas las estructuras de las clases media y alta estaban tomadas y eran afines a la Reforma, siendo muchos de ellos profundamente reformados1.

El profesor Juan B. Vilar tiene una comprensión bastante justa en la aceptación del término “Segunda Reforma”, pues, aunque no haya habido continuidad histórica con la Primera Reforma, la Segunda ha supuesto una revisión de ritos y contenidos del catolicismo nacional. Sin embargo creo que la fuerza de la Segunda Reforma no reside en el término acomodaticio a unos hechos históricos, político-sociales o religiosos, sino porque una nueva reforma interior del protestantismo se estaba realizando en Europa y las olas de su impulso llegaron hasta nuestras puertas. No solo fueron el anglicanismo y sus disidentes los protagonistas de la introducción y difusión del protestantismo evangélico, sino que todo el mundo del Despertar europeo puso sus ojos en España. Cuando en 1848 el cuáquero Luis Usoz y Río publica el Carrascón, ( primera obra de sus Reformistas antiguos españoles), parece comenzar una nueva época para el protestantismo español. Salir del anonimato en un país que perseguía con violencia toda disidencia religiosa no hubiese sido posible en otro momento que en el siglo de la Ilustración y del Liberalismo en España, casi un siglo atrasada respecto a Europa. Pero fundamentalmente los vientos de la espiritualidad del Despertar (Rèveil) europeo, trajeron hombres avivados y empujados a la tarea de la evangelización de una España que de tanto ser católica romana había dejado de ser cristiana. Jovellanos señalaba a la impiedad y la superstición como males a prevenir. El mal que aqueja a la iglesia católica- dirá Jovellanos- no se debe a los herejes que pongan en duda puntos concretos del dogma y de la moral. Los ataques vienen de los impíos e incrédulos que atacan en bloque y de raíz la religión revelada”2 En el extremo contrario al de los impíos, encuentra Jovellanos el fenómeno de la superstición a la que ya Feijoo había calificado de “hija de la ignorancia”. Jovellanos dice que “es madre del fanatismo, si acaso el fanatismo no es la misma superstición puesta en ejercicio”. Pero lo que más le dolía a Jovellanos “es que los muchos curas y frailes que viven a costas del pueblo y que debían y podrían dirigirlo espiritualmente, elevarlo, instruirlo, no solo no lo hacen sino que lo mantienen en su ignorancia y hasta se la cultivan”.3

Años antes, la conversión al protestantismo de José María Blanco White, había alertado y puesto en pie de guerra al reaccionario catolicismo español. Sin embargo la conquista de la iberalismo en España, casi un siglo atrasada respecto a Europa. Pero libertad era cuestión de tiempo. Las corrientes de espiritualidad que venían de Europa, en plena sazón de los avivamientos evangélicos venidos de Gran Bretaña, Francia y Alemania, introducirían un cristianismo tolerante y pluralista. Cuando algunos historiadores olvidan estos hechos, llegan a decir que no hubo Segunda Reforma protestante en España. Sin embargo, el solo reconocimiento de que los avivamientos europeos habían producido una nueva forma de vivir el cristianismo y a España habían llegado los más relevantes, debería hacernos revisar nuestras raíces históricas. Dice Alfonso Ropero4: “El cristianismo evangélico no es hijo directo de la Reforma del siglo XVI, como muchos tienden a pensar ligeramente, asociando hechos e ideas sin rigor histórico y teológico. El cristianismo evangélico es resultado de la Reforma en cuanto sigue la tradición generada por ésta de iglesias independientes del tutelaje papal y del sistema sacerdotal…” Nos dice Ropero que toda una legión de personajes desconocidos, “laicos”, empezaron a traspasar todas las barreras eclesiales y denominacionales y emprendieron la tarea de evangelizar al mundo. Pero evidentemente “el interés de Dios no es tanto de carácter pragmático: resultados, logros, éxitos, sino personal: la forja del carácter”. En la Segunda Reforma en España vemos hombres de carácter, por encima de los éxitos y los fracasos.

La Reforma protestante en Asturias es claramente hija de estos acontecimientos. Los liberales asturianos en Londres influirían en las Constituciones, pero ignoramos si hubo conversiones al protestantismo. Cuando George Borrow relata en La Biblia en España la visita nocturna de unos encapuchados, estos se declaran conocedores de la Biblia, pero ¿eran algo más?. Borrow dice que Asturias era una de las regiones más predispuestas para la aceptación del Evangelio, ¿suponía que había siembra por parte de los liberales en el exilio de Londres, donde llegaron cerca de mil familias? Hemos dedicado todo un capítulo a los albores del protestantismo en Asturias y hemos encontrado muchas personas cercanas al protestantismo y otros envueltos en la niebla de un olvido sospechoso. Nos hemos preguntado cómo Roberto Frasinelli, apodado el alemán de Corao, que fue Académico de la Historia, de la Escuela de Artes de San Fernando y medalla de honor de Francisco I de Francia, no se haya conservado ni una sola letra de él. Frasinelli diseñó la basílica de Covadonga con el obispo Sanz y Forés y quizás por ser un recinto mariano emblemático se le haya olvidado al ser protestante.

Quizás lo que más destaque del protestantismo asturiano, es que de un pueblo de sesenta o cien vecinos como el de Besullo, haya sido el que más obreros ha dado a la Obra en España y donde se consiguieron más títulos universitarios en un corto espacio de tiempo. Al mismo tiempo mucha de la industria asturiana la montan empresarios y obreros calvinistas europeos. La primera logia masónica gijonesa está formada y dirigida por protestantes. El primer culto trasmitido en directo por la radio es realizado por la iglesia de Gijón, siendo quizás el primero en toda España. Los primeros pentecostales de España se establecen en Gijón. Sin embargo, aunque algunas peculiaridades son específicas de Asturias, el protestantismo ha tenido un lento y arduo camino que recorrer en esta región y se asemeja al del resto de España5.

1 Lo demostraremos en un libro próximo a salir con el título Los protestantes y la espiritualidad evangélica en la España del siglo XVI

2 Jovellanos: antropología y teoría de la sociedad Volumen 2 de Colección del Instituto de Investigación sobre Liberalismo, Krausismo y Masonería Publicaciones de la Universidad Pontificia Comillas Autor José Luis Fernández Fernández Editor Univ Pontifica de Comillas, 1991, pág., 283

3 Diarios, 24 de abril de 1795

4 Teología bíblica del avivamiento, Alfonso Ropero Berzosa, Philip E. Hughes Clie 1999 pág. 13

5 NOTA DE RECONOCIMIENTO: Debemos gratitud a otras historias regionales que tratan sobre el protestantismo y de las que damos una breve bibliografía:

CONSEJO EVANGÉLICO DE MADRID

El protestantismo en España, Pasado presente y futuro. Varios autores 1997

Generación del 98. Dimensión religiosa y relación con el protestantismo español. Varios autores 1998

Alcalá y la Biblia. Varios autores. 2001

MONROY, Juan Antonio: La transición religiosa en España. Grafitec S.L. 2007

ARENCÓN Edo, Rafael: Antonio Martínez de Castilla. Caballero protestante. Gayata ediciones.1997

Nuestras Raíces. Recursos Ediciones. 2000

SEBASTIÁN Vicent, Ramón. Protestantismo y tolerancia en Aragón (1870-1990) Mira editores.1993

GARCÍA Ruiz, Máximo: Recuperar la memoria. Espiritualidad protestante. C.E.M. Madrid 2007

Libertad religiosa en España. Un largo camino. C.E.M. Madrid 2006

Cantón Delgado, Manuela. Gitanos protestantes. El movimiento religioso de las iglesias “Filadelfia” en Andalucía, España. Alteridades nº 22, 2001

ÁLVAREZ, Máximo: “Los que no retroceden”. Libro del master en Ciencias de la Religión

GARCÍA Navarro, Francisco, Semblanzas. CLIE 1982

OLAIZAOLA, José María de: Historia del protestantismo en el País Vasco. Gráficas Lizarra. Estella

ALCALÁ, Xavier: Evangélica Memoria. Tres novelas históricas sobre los protestantes gallegos: Entre Fronteras; En las catacumbas; Una falsa luz (2009). Ézaro

SIERRA Bernardino, Eva: Historia de las Asambleas de Hermanos en España(1838-1936)Historia para el debate. 2008

―.”Protestantes ingleses na Galicia contemporánea: os misioneiros Brethren of Plymouth” in Minius, 1997

―Hacia un proyecto integral para la conservación del Patrimonio Protestante: el ejemplo gallego Universidade de Vigo

GONZÁLEZ Raposo, Benito: Liberdade relixiosa e asentamento dos protestantes en Galicia. Editorial Galaxia, 2007

O Protestantismo en Galicia : Unha Historia Centenaria, Esquecida. Vigo, Eds. Xerais, …1999

GONZÀLEZ i Pastor, Joan: Un segle de protestantisme a Catalunya. Edicions Evangeliques Europees, 1970

El protestantisme a Catalunya Volumen 51 de Quaderns de cultura. Editorial Bruguera, 1969

VAN DER GRIJP, Klaus. Investigando la historia del protestantismo ibérico. Anales de historia contemporánea, 17, 2001

VILAR, Juan Bautista, Un siglo de protestantismo en España. Terrasa: Editorial Clie,1993.

―El Cementerio Británico de Cartagena, primera necrópolis protestante en la Región de Murcia (1846-1874) Universidad de Murcia

Intolerancia y libertad en la España contemporánea. Los orígenes del Protestantismo Español actual. Madrid: Istmo, 1994.

Manuel Matamoros: fundador del protestantismo español actual Juan Bautista Vilar Ramírez Comares, 2003.

El sexenio democrático y el cantón murciano (1868-1874) Juan Bautista Vilar Ramírez. Murcia : Academia Alfonso X el Sabio, D. L. 1983.

La persecución religiosa en la zona nacionalista durante la Guerra Civil Juan Bautista Vilar Ramírez Homenaje al profesor Juan Torres Fontes, Vol. 2, 1987,

La persecución religiosa en la zona nacionalista: el caso de los protestantes españoles Juan Bautista Vilar Ramírez Los nuevos historiadores ante la Guerra Civil española / coord. por Miguel Carlos Gómez Oliver, Octavio Ruiz-Manjón Cabeza, Vol

Anuncios
Published in: on 31 octubre 2010 at 2:58  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://manueldeleon.wordpress.com/2010/10/31/historia-del-protestantismo-en-asturias/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: